miércoles, 25 de marzo de 2015

La agencia de las mujeres y el empoderamiento permite crear mujeres de cambio y de desarrollo.


En palabras de Amartya Sen (2000), plantea que la  participación  de  las  mujeres  no  sólo  les  proporciona unos ingresos sino que, además, genera beneficios sociales que se de­rivan de la mejora de su posición y de su independencia (incluida la reducción de las tasas de mortalidad y de fecundidad que acabamos de analizar).

La participación económica de las mujeres es, pues, tan­ to una recompensa en sí misma (que lleva aparejada, además, una re­ducción de la discriminación sexual en el trato que reciben las muje­res  en  las  decisiones  familiares)  como  un  factor que  contribuye  de manera extraordinaria a introducir cambios sociales en general. Un buen ejemplo es  el notable éxito que ha tenido el Grameen Bank en Bangla Desh.
En el caso de México existe Bancomunidad a través de TV Azteca.


Ese visionario movimiento para la concesión de pequeños créditos, encabezado por Muhammad Yunus, ha teni­ do sistemáticamente como objetivo eliminar la situación de desven­taja  en  que  se  encontraban  las  mujeres  debido  al  trato  discrimina­ torio  de  que  eran  objeto  en  el  mercado  crediticio  rural,  haciendo especiales esfuerzos para facilitarles créditos.

El resultado ha sido la presencia de una elevadísima proporción de mujeres entre los dien­tes  del Grameen  Bank.  La  altísima  tasa  de  devolución  de  créditos que ha mostrado el banco (se dice que cercana al 98 %) se debe a la forma en que han respondido las mujeres a las oportunidades que se les ofrecían  y a las posibilidades de poder continuar recurriendo a esos créditos.


OnuMujeres ha implementado un programa piloto que de igual manera esta viendo por el trabajo de las mujeres emprendedoras y que permita el empoderamiento.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, nos ayuda a mejorar.